Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pina de Ebro’ Category

El otro día visité el Molino de Regolfo de Pina para ver como era, pues nunca había estado, lo descubrí  gracias a la página web de la diputación de Zaragoza de turismo. Me venía cerca de casa así que decidí acercarme, la verdad que es muy triste su estado, esta en ruinas y por suerte el tejado aun parece que este en buen estado, pero el resto de la edificación no tanto. Me impacto ver el entorno  tan increíble, el Río Ebro a un costado, campos verdes en pleno invierno, silencio absoluto, parece mentira que pueda estar un edificio tan histórico como es este en tan mal estado. Bueno sin más divagaciones les dejo con la explicación de este patrimonio perteneciente a Pina de Ebro tan curioso.

El Molino de Regolfo de Pina de Ebro esta ubicado en la zona  del Galacho del Molino, se accede por el camino carretero desde Osera, dejando a la derecha Aguilar de Ebro.

Se compone de un edificio de planta rectangular y de fachada articulada en tres pisos con tejado a cuatro aguas. Construido en piedra en el piso bajo, los dos superiores se realizan en ladrillo con un enlucido de mortero de cal, con cornisas que delimitan cada piso al exterior dando una forma armónica y proporcional a la fachada.

Existen referencias documentales del molino en el siglo XVI.

Actualmente se encuentra abandonado, ha sido cegado el cubo y ha sido utilizado como refugio de jornaleros.

Los molinos de regolfo gozaron de gran popularidad en Aragón en la segunda mitad del siglo XVI, y actuaban como turbinas rudimentarias cuando todavía faltaban más de dos siglos para que se inventasen.

Esquema del molino

El mayor problema de este tipo de molinos es que debía hacerse una remodelación en la acequia, realizando un canal paralelo que accionaba el engranaje del molino. Una vez había sido utilizada, el agua volvía a la acequia

Los molinos de regolfo se instalaban en acequias de elevado caudal y poco salto, y permitieron aprovechar la energía disponible en los considerables caudales de algunas acequias, pero que debido a la escasa altura de salto que podían conseguir, no tenían opción alguna de instalar otro accionamiento.

Por lo tanto, la aparición del sistema de regolfo hizo posible extraer la, hasta entonces, inútil energía contenida en los saltos menores de tres metros con grandes caudales.

El funcionamiento de un molino de regolfo era el siguiente: el agua penetraba hasta la rueda por un estrecho canal, lo que hacia que se acumulara y creciera produciéndose el efecto de regolfo, hasta llegar al rodete, haciéndolo girar al tiempo que éste hacia girar también el agua por efecto centrífugo proporcionando una fuerza añadida.

Fotografías propias
Fuente de la información
Anuncios

Read Full Post »